Escritos y discursos de Lyndon LaRouche

Executive Intelligence Review - www.larouchepub.com/spanish Tel: 1-703-297-8434

Mensaje de LaRouche al Festival de la Juventud Ucraniana: "Ahora es cuando"

23 de agosto 2010 - Lyndon LaRouche envió un video grabado con su participación en el cierre de la conferencia anual del programa denominado la República Estudiantil de Ucrania, un festival de la juventud que se llevó a cabo en Crimea este año. El discurso de LaRouche es en respuesta a una pregunta de los organizadores del evento, quienes presentaron el video en un circuito cerrado de televisión, incluyendo una pantalla gigante frente a la playa del Mar Negro durante el festival. El tema de este año del festival República Estudiantil -al cual asisten jóvenes de todas partes del país, así como personalidades políticas e intelectuales de Ucrania y Rusia- es "Una ideología para el futuro". Viene precedido de una serie de eventos para formación de líderes que se realizó bajo la bandera de "Ucrania: Nuevo comienzo. Estrategia-2050".

El portal electrónico de la República Estudiantil (www.studrespublika.com) publicó recientemente, en ruso y en inglés, una crítica de los resultados de su programa Strategia 2050, escrito por Michael Kirsch, miembro del equipo de investigaciones del Movimiento de Juventudes LaRouchistas (LYM, por sus siglas en inglés). Luego de representantes del LYM de Alemania y Estados Unidos participaron en los actos de la República Estudiantil de 2009, este año tuvo lugar un intercambio de visitas a EU por parte de los ganadores del concurso de ensayos en el marco de la República Estudiantil, sobre el tópico de la Noosfera de Vladimir Vernadsky y de la Economía Física de Lyndon LaRouche. Los jóvenes ucranianos invitados por el Instituto Schiller, estuvieron observando durante tres semanas las actividades del LYM en Boston y Los Angeles.

La presentación de LaRouche, que transcribimos a continuación, se grabó el 13 de agosto y se dobló al ruso para presentarla en el Festival de la República Estudiantil. También se colocará en el portal de RuTube ya circulará en Rusia y Ucrania.

Bueno, ¡saludos! Estoy feliz de participar, en esta forma, en su festival.

Desde hoy, ha habido un cambio en el clima de la situación económica mundial. Un cambio catastrófico, que requiere una cierta respuesta por parte de las naciones descollantes pertinentes, porque sin la intervención de éstas naciones dirigentes pertinentes, en cooperación, no hay posibilidad de detener la catástrofe que está en marcha. Me explico: Esta semana, [la semana del 9 de agosto] la semana en que nos encontramos, el Sistema de la Reserva Federal, con sede en Nueva York, llegó a los extremos, al borde del abismo, después de lo cual habrá una catástrofe como la que golpeó a la Alemania de Weimar en la primavera y verano de 1923.

Esa es la situación. Entonces, no piensen solo en perspectivas de largo plazo. Admito que muchos de ustedes tienen esperanza de que vivirán para disfrutar un cuarto de siglo o dos cuartos de siglo más adelante, pero la acción tiene que ser ahora. Todo el sistema monetario-financiero mundial, tal y como existe al presente, se encuentra en un proceso de derrumbe mundial, en lo cual el detonador inmediato es el Sistema de la Reserva Federal de Nueva York. Y el contexto más amplio de esto es el sistema británico conocido como Grupo Inter-Alpha, que en realidad controla, directa o indirectamente, el 70 por ciento de la banca mundial.

Lo único que mantiene a flote al Grupo Inter-Alpha, al sistema bancario británico, hoy día es el papel de bobo que juega Estados Unidos, al apoyar al sistema británico.

Ahora bien, lo que ocurrirá si esto avanza y no se le cambia, será un derrumbe general de reacción en cadena de la economía de EU y de la economía británica, y del sistema británico a nivel internacional, comparable a lo que sucedió en Alemania en la primavera, verano y otoño de 1923. En otras palabras, a menos de que se detenga esto, a menos que ocurra un cambio, el mundo entero se dirige rumbo a una Era de Tinieblas global, que comenzará en la sección trasatlántica del mundo, y se extenderá al sector asiático, así como a Sudamérica, África y demás.

Así que, nos encontramos frente a una catástrofe muy seria en este momento, y la respuesta tiene que ser inmediata. No se puede hablar de cambios graduales.

Ahora bien, en lo que estoy trabajando, y en lo que está trabajando nuestra gente en Estados Unidos, en particular, es en la alternativa que tenemos. Hay medidas que se pueden tomar ahora, que están dentro de las facultades del gobierno de Estados Unidos. Pero esos cambios no se harán en tanto que un títere británico llamado Presidente Obama de Estados Unidos siga en el poder.

Nuestro plan es el siguiente: nuestro plan consiste en sacar a Obama de la Presidencia, ahora. Una vez hecho esto, restableceremos lo que se llama Ley Glass-Steagall en Estados Unidos. Bajo la Ley Glass-Steagall, y en cooperación con otros países, de los cuales los miembros potenciales son Rusia, China e India, y otros, vamos a establecer un sistema de tipos de cambio fijo, comparable al que Roosevelt puso en marcha con la conferencia de Bretton Woods de 1944. Una vez hecho esto, estaremos entonces en posición de emprender programas de reconstrucción, que cambiarán la situación del planeta para mejorar la economía física.

El eje central de la sección estadounidense de este programa, es lo que se llama NAWAPA - el programa de [la Alianza Hidráulica y Energética de] Norteamérica- que en realidad es un programa de infraestructura. Es decir, el desarrollo de sistemas hidráulicos, en la zona que va desde Alaska, a través de Canadá, hasta México, desde la parte de Estados Unidos que está al oeste de la línea pluvial de 50 cms. Esta es la zona de montañas y desiertos y este tipo de cosas.

Este programa salvará a Estados Unidos. Proporcionará millones de empleos, de inmediato, si se emprende, si nada impide que se emprenda. Y también aumentará el intercambio de humedad dentro de Estados Unidos en su totalidad, en unas 2.7 veces, lo cual significa que aun cuando la cantidad de agua que capturamos, que no se vaya al Pacífico sino que se vaha hacia los sistemas [hidráulicos], es de una cierta cantidad, que todo el sistema conservará agua y también ocasionará lluvias en las zonas al este de las mismas. Y la precipitación resultante de agua será de 2.7 veces la cantidad de agua que se introduce al sistema.

Este sistema se basó, el diseño de esto se basó en un estudio de lo que sucedió con la Comisión del Valle del Tennessee, que Roosevelt emprendió en 1933 como su programa clave en la reconstrucción, que funcionó, como se sabe, muy exitosamente. Este tendrá un efecto similar.

Lo que significará esto va a ser la eliminación del actual sistema financiero-monetario del mundo, el cual está ahora, ya en bancarrota irremediable. Esto es, lo que sucede ahora es una desintegración general de los sistemas monetarios de todo el mundo. Lo único que podemos hacer es sustituir los sistemas monetarios con un nuevo tipo de sistema fiscal, un sistema de tipos de cambio fijos, un sistema crediticio. Y eso se puede hacer de manera simple. Lo hicimos antes en Estados Unidos, bajo Roosevelt. Se puede hacer de manera más amplia. Era la intención de Roosevelt para el período de posguerra, su programa antiimperialista para el período de posguerra.

Entonces, esta es la oportunidad decisiva para salvar a la civilización, mediante la cooperación entre Estados Unidos, Rusia, China e India y otos países. Este programa significará un futuro para la generación joven de esos países y regiones adyacentes. Esta es la mejor esperanza, y probablemente la única esperanza, disponible al presente para Ucrania, en las condiciones de crisis actuales.

Por lo tanto, entonces, lo obvio es resolverse a hacer esto, y entender que esto no es simplemente un proyecto de sistemas hidráulicos. Este es un motor de la economía a un nivel superior de funcionamiento, cuya meta incluirá la continuación real del programa espacial. En otras palabras, estamos hablando de lo que sucederá desde este momento en adelante, en lo que resta de este siglo actual, si se emprende esto.

Nuestro problema, en lo inmediato, en Estados Unidos: Tenemos un títere británico que es Presidente de Estados Unidos, Barack Obama. En tanto que siga como Presidente, no hay esperanza para Estados Unidos, y por lo tanto, no hay esperanza para el mundo. Porque lo que sucede ahora, en Estados Unidos y Europa, es un derrumbe de reacción en cadena que se va a apoderar del mundo entero, a menos que lo paremos en la región trasatlántica. La eliminación de Obama, y la restauración de la Glass-Steagall, lo detendrá. La implementación de un programa que ya está diseñado, el proyecto NAWAPA, iniciará una recuperación en Estados Unidos, lo cual, en cooperación con Rusia, por ejemplo, como en el desarrollo siberiano y la construcción del túnel del Estrecho de Bering como parte integral de este programa, significará una reanimación de la economía no solo en Estados Unidos, sino en Eurasia y se desparramará, obviamente, hacia África y hacia Sudamérica.

Entonces, así es como estamos. Estamos en la crisis más grave en toda la historia mundial. Ha golpeado, y se ha abatido sobre Estados Unidos esta semana. En este momento, a menos de que haya un cambio fundamental en la política actual de la Presidencia estadounidense ahora, y del Sistema de la Reserva Federal, nos encontramos ya en un derrumbe de reacción en cadena, que va a abarca y arruinar toda economía, en todas partes del mundo. Así que, tenemos que detenerla ahora, y debemos avanzar con las medidas correctivas, que consisten en neutralizar a este Presidente (y eso lo podemos hacer), avanzar con la perspectiva del NAWAPA, hacia un sistema de tipos de cambio fijos en Estados Unidos, y mediante un sistema equivalente de tipos de cambio fijos, además de la banca, a nivel internacional: Esto es, un sistema de cooperación mundial en términos de un sistema económico basado en la recuperación. Lo podemos llevar a cabo. Puede tener éxito. Pero va a necesitar temple, valor y efectividad para hacer este cambio. Y lo tenemos que hacer ahora. No es algo para el futuro distante, no es ninguna promesa inalcanzable. La salvación futura de la civilización en su totalidad depende del éxito de esta medida.