Escritos y discursos de Lyndon LaRouche

Executive Intelligence Review - www.larouchepub.com/spanish Tel: 1-703-297-8434

Plataformas económicas:
Para que la vida avance en la Tierra

A continuación reproducimos la respuesta de Lyndon LaRouche a una pregunta que se le planteó en su videoconferenia el 19 de abril de 2011.

Debra Freeman: Lyn, esta pregunta se titula, "La agricultura en un sistema del NAWAPA extendido". El autor dice: "Saludos señor LaRouche. Le escribo a nombre de todo el Grupo de Trabajo Ingenieril de la Escuela Superior de Tecnología y Gestión del Instituto Politécnico de Portalegre, Portugal. Hemos estado siguiendo y debatiendo con entusiasmo sus propuestas de nuevas plataformas físicas y tenemos una serie de preguntas que toca el punto, pero que podría ser de cierto modo diferente.

"Usted ha criticado en varias ocasiones el modelo de agricultura imperial reduccionista. Aquí trabajamos con un grupo que se opone a eso y estamos investigando algo del trabajo sobre agricultura sustentable. Ahora, lo que hemos estado debatiendo, al discutir el hecho de que cuando se quitan las tonterías místicas y se deja que prevalezcan los pocos principios científicos que existen en las prácticas agrícolas sustentables, se pone en cierta medida interesante. Una de las cosas que estamos viendo es el trabajo pionero que llevó a cabo el CCC (Cuerpo de Conservación Civil) en Estados Unidos. También, pensamos que en realidad puede existir un vínculo entre lo que equivale a disparates astrológicos de la biodinámica, y de la verdadera ciencia de los campos de la magnetobiología y los rayos cósmicos, y creemos que vale la pena investigar eso.

"Pero, reduciéndolo todo, la verdadera pregunta que le tenemos es: ¿Cómo funcionaría una granja y un sistema agrícola basados en principios larouchianos? Si nos puede indicar la dirección, sería muy útil a medida que continuamos nuestros estudios."

Lyndon LaRouche: Bueno, acabas de abrir un tema muy amplio. En esencia, lo que he hecho últimamente, es que tomé la sartén por el mango, por decirlo de alguna forma, y me decidí a cancelar todo uso del término infraestructura: El término en sí mismo no tiene nada de malo; es decir, las palabras en realidad no son culpables; pero el uso del término es a veces un asunto muy culpable.

Estamos llevando a cabo una gran investigación, que se ve reflejada en nuestra página de internet, que continúa y es crucial. Estamos examinando toda esta cuestión de forma sistemática y va de la mano de abordar la vida en la Tierra --en especial la vida humana, en última instancia la vida humana-- desde el punto de vista de la galaxia de la cual el sistema solar es una parte. Y vas a encontrar en nuestra página electrónica mucho material, y más que viene en camino, sobre las cuestiones básicas, los conceptos básicos que se expresan en la investigación de la Tierra y de la existencia de la Tierra, desde el punto de vista de la galaxia. Porque nuestro sistema solar es parte de esta galaxia. Somos un elemento marginal en la galaxia, llegamos tarde. Llegamos a la fiesta tarde y somos un elemento marginal. Somos, sin embargo, parte de ella y por tanto, la forma en que la vida se ha desarrollado en el planeta Tierra ha sido en realidad bajo condiciones controladas por ciclos de largo plazo, en particular de la galaxia, dentro de la galaxia.

Y el desarrollo de la vida, contrario a la mayoría de la teoría loca británica, no existe cosa tal como la segunda ley de la termodinámica. La historia de la vida en la Tierra, bajo la influencia de esta galaxia, con todas las cosas desagradables como también de las cosas agradables que han pasado de esa manera, siempre es antientrópica. El universo es intrínsecamente creativo. No es finito. Es finito en el sentido en que Einstein habló de Kepler: finito, pero sin límites. Es decir, es un universo fijo en cualquier momento dado, por definición, pero está en proceso de convertirse en algo no fijo, algo nuevo, algo más desarrollado.

Y ésa es la historia de la vida en la Tierra, de lo que sí tenemos algo de conocimiento, a lo largo de unos millones de años o más. Así que la vida en la Tierra y la vida humana en particular nos muestran que la naturaleza de la vida, y la naturaleza legítima de la existencia humana, es directamente contraria a cualquier noción estúpida, como la segunda ley de la termodinámica. El universo es creativo en su totalidad. La humanidad es intrínsecamente creativa, en una Tierra creativa, como lo definió el gran Vernadsky, que toca estos asuntos, trata este tipo de cuestiones de cómo se organiza la vida en el planeta Tierra.

Por lo tanto, lo que tenemos que entender es, si ponemos atención a la historia, bueno, lo podrán ver en el sitio electrónico, toda una serie de cosas que se está preparando para producción. Hay ciertas capas de desarrollo que han sucedido dentro de la vida en la Tierra, y que sucedieron en la transformación de la vida en la Tierra de condiciones de productividad y de vida, de vida humana, relativamente inferiores a condiciones relativamente superiores. Estos principios, al examinarlos, demuestran que el universo mismo es antientrópico. No existe una segunda ley de la termodinámica en el universo. ¡El universo mismo es intrínsecamente creativo! Como Einstein dijo sobre la obra de Kepler: finito, sí; más limitado, no. Se expande constantemente; rompe todo límite. Pasa de una delimitación aparente en un momento dado, a ilimitado al siguiente. Y ésa es la forma en que la vida debe de organizarse.

Por lo tanto, en este proceso, cuando vemos la historia de los procesos vivientes en este planeta --y mis colaboradores han hecho bastante trabajo sobre esto; y es buen trabajo. Y lo van a mejorar y harán más--. Lo importante que hay que entender es que... Tenemos que entender la vida en la Tierra, y las condiciones que regulan el curso de la vida en la Tierra dentro de este sistema solar, dentro de esta galaxia, para poder entender de forma legítima cuál es el siguiente paso a dar. Tenemos que educir, ¿Cuáles son los principios, cuáles son las reglas del juego en el universo? ¿Cuáles son las reglas del juego en esta galaxia, las reglas dentro del sistema solar, en este planeta? ¿Cuáles son las reglas para la vida como proceso en desarrollo, de la vida humana como proceso en desarrollo? Hay que pensar en esos términos.

Y entonces decimos: A ver, un minuto. La forma en que la vida se desarrolla en la Tierra, se desarrolló sobre una serie de plataformas. Y pueden leer en el sitio electrónico, y ver en el sitio, nuestros informes sobre esto, que examinan las capas sucesivas de desarrollo que han ido de la expresión más primitiva de vida que conocemos en el planeta Tierra, pasando por varias etapas, hasta el surgimiento de un sistema de agua, un sistema acuático, a sistemas que salen del agua a la tierra; la evolución de especies que salen a la tierra, y así por el estilo.

Así que, tenemos que decir, para entender la historia de la vida en general y la historia del sistema solar y de la galaxia, de lo que conocemos de ellos, hay que pensar en estas varias capas o sistemas de desarrollo, partiendo de órdenes inferiores a superiores.

Y lo mismo aplica para la humanidad. Por ejemplo, tomemos el desarrollo de Europa, de la civilización europea, que comenzó en el Mediterráneo como lo que llamamos hoy civilización europea. Comenzó con los antecedentes del Imperio Romano y esto pasó por varios niveles.

Primero un sistema marítimo era el factor determinante; después, con Carlomagno tuvimos una apertura que presagia lo que se convertiría en Estados Unidos. Lo que hizo Carlomagno fue trasladarse tierra adentro con un sistema económico que era, primero que todo, antirromano, Pero se trasladó para tomar los ríos del interior de Europa y conectar estos ríos con un sistema de canales. Y así, al crear, lo que en realidad creó fue un sistema económico. Usó este sistema económico y este sistema de ríos y canales —un sistema ribereño— para hacer que la producción y el poder de la vida humana dentro de Europa fuera en potencia mayor que la ventaja de una cultura marítima.

En otras palabras, en lugar de depender de cruzar el Mediterráneo de un punto a otro en el comercio y demás, en la economía, ahora se podían trasladar hacia el interior por los ríos y al interior de Europa, con mayor economía y precisión de lo que se podía al depender de una cultura marítima.

Ahora, es de notarse que lo mismo sucedió en EU que lo que Carlomagno había hecho con anterioridad. Nosotros también, como sucedió con Francia y Alemania con Carlomagno y posteriormente, cuando pasamos de la costa del Atlántico de Norteamérica, nosotros también pasamos a los ríos. Construimos sistemas de canales. Cuando terminamos los canales, desarrollamos los sistemas de canales; posteriormente construimos ferrovías, empezando con el ferrocarril Reading.

Las primeras ferrovías que construimos iban por las riberas de los ríos, de los canales. Entonces, por ejemplo, el sistema ferroviario Baltimore y Ohio fue producto del sistema de canales Chesapeake y Ohio. Así que al principio las ferrovías corrían por los trazos del sistema interno al estilo de Carlomagno.

Después nos extendimos. ¡Nos lanzamos a través del continente! Y creamos los Estados Unidos, como un Estados Unidos funcional, con un sistema ferroviario transcontinental. Entonces, los europeos listos vieron esto y dijeron ¡Voila! Entonces Bismarck, quien estudió cuidadosamente y atendió con precisión el consejo de EU en economía, hizo una revolución en Alemania que contemplaba el desarrollo transcontinental de sistemas ferroviarios.

Y se hizo lo mismo en Rusia con el Ferrocarril Transiberiano.

Los británicos enloquecieron. Porque el desarrollo de este sistema, los sistemas ferroviarios transcontinentales, significaba que las culturas marítimas resultaban perdedoras, en lo económico, comparadas con un desarrollo transcontinental de la economía.

Así las cosas, hemos entendido y yo he entendido y enfatizado: La forma de abordar la economía es en términos de lo que llamamos plataformas; que el desarrollo de la infraestructura económica básica de una economía, como el avance a una cultura marítima, viniendo del caos —porque una cultura marítima era más poderosa que una cultura costera, una cultura en las costas de los continentes. Por lo tanto pasamos a la innovación de Carlomagno, que es un paso ascendente, un paso ascendente gigantesco, relativo a los tiempos, para la existencia de la humanidad. El desarrollo del sistema de canales fue un paso ascendente gigantesco. El desarrollo de un sistema de organización de la producción basado en este sistema ribereño fue un paso ascendente. Añadirle a esto un sistema ferroviario fue un paso ascendente. El desarrollo de un sistema ferroviario transcontinental fue un paso ascendente.

Así que cada uno de estos pasos ascendentes en eso y en aspectos tecnológicos relacionados define una plataforma dentro de la que existe la totalidad de la economía. La economía no está compuesta de pequeños elementos sumados unos a otros en el espacio. Una verdadera economía es una economía integrada, porque expresa la mente de la humanidad, la mente detrás de las capacidades de la humanidad.

Por tanto, siempre debemos pensar en el desarrollo de la nación y de un territorio supranacional, como tal, como en el caso de Portugal... tenemos que pensar en términos del desarrollo: ¿Qué plataforma requiere esta nación para encontrar los fundamentos de un nivel de productividad mayor, per cápita y por kilómetro cuadrado? Una vez pensemos en esos términos estamos pensando en la dirección correcta.

El problema es que pensamos en términos de un tipo con una tiendita por ahí, que hace esto, en un lugar extraño —tal vez en el desierto o algo así— y de alguna forma hace un invento, y eso se llama progreso. ¡Tontería! Como Hamilton entendió el proceso y lo presentó cuando fue secretario del Tesoro, desarrolló el concepto en su totalidad.

El Sistema Americano se basa implícitamente en este concepto de plataformas. Y la manera en que Hamilton abordó la economía estadounidense, su diseño y su desarrollo era precisamente eso. Desarrollamos una plataforma, un nivel de sistemas que contiene la economía. Y esta contención da un nivel de potencial; y usamos ese nivel de potencial para el caso individual de producción, un aspecto de la economía. Construimos ciudades, construimos pueblos, hacemos todas estas cosas con base en el entendimiento de cómo desarrollar una plataforma a un nivel superior del que teníamos antes. Ese desarrollo de la plataforma a un nivel superior incluye el aumento de la densidad de flujo energético de las fuentes de energía que se usan.

Y eso es lo más decisivo.

Por ejemplo, la energía: Pasamos de la quema de leña, de basura; pasamos a varios combustibles, incluyendo el carbón, el coque, el petróleo, y demás. Entonces nos encontramos con que hemos alcanzado un límite. ¿Ah sí? Bueno, acabamos de adquirir la energía nuclear.

Bueno ése es el límite. No; tenemos la energía termonuclear, estamos concretando eso.

¿Ése será el límite? No, tenemos la reacción materia/antimateria, y ése será el siguiente nivel.

Y en su obra, Bernhard Riemann plantea todo esto, de forma implícita, como un sistema, como una idea, en su tesis de habilitación, la tercera sección. Construimos por capas, tras capa, tras capa, otra y otra. Capas superiores. Plataformas de potencial superiores. Y ubicamos la producción y otras funciones en términos de alcanzar, primero que nada, niveles de desarrollo superiores, y después de encontrar las tecnologías con las que funcionan estos niveles de desarrollo superiores, a los cuales llamo plataformas.

Por tanto, lo que necesitamos, por ejemplo en Portugal, necesitamos simplemente la idea de una institución, que sea como una institución académica o como una institución tipo laboratorio, que tome en cuenta este tipo de consideraciones para que entonces actúe como asesor del gobierno nacional de Portugal, para que luego lleve a cabo la investigación e indique cuáles son las opciones, las oportunidades, que Portugal puede aprovechar, dado el clima, el territorio y el mercado que tiene.

Pero creo que esta idea de las plataformas es esencial para cumplir con la meta.