Otros artículos importantes

Executive Intelligence Review - www.larouchepub.com/spanish Tel: 1-703-297-8434

Una elección de vida o muerte
entre dos sistemas

8 de octubre de 2014 – El Comité de Acción Política de LaRouche (LaRouchePAC) emitió una declaración con éste título, el cual circuló masivamente en forma de volante en Washington, DC, durante la semana en que se reunió el G-20, el FMI-Banco Mundial y el grupo del BRICS. Enseguida el texto completo del mismo.

Esta semana se reúnen en Washington, DC, el G-20, el FMI y el Banco Mundial, y al margen de estas reuniones se reunirán también los representantes del grupo del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) para analizar la implementación del Nuevo Banco de Desarrollo del BRICS, creado recientemente en julio durante la cumbre del BRICS en Brasil. Esta semana pues se presentan los dos sistemas en esta ciudad. Como tal, representa lo que el poeta alemán Federico Schiller caracterizaba como un “momento preñado”, un momento en el que si no se ofrece el liderazgo para avanzar a la humanidad el resultado es la destrucción trágica de la humanidad.

La realidad, que demasiados muchos se rehúsan a reconocer, es que la región transatlántica es un sistema moribundo, que sigue intentando imponerse sobre el resto del mundo. El régimen del FMI y el Banco Mundial abandonó desde hace mucho tiempo el propósito de Franklin D. Roosevelt de emplear los métodos del sistema americano de desarrollo económico después de la Segunda Guerra Mundial, en oposición al sistema imperial genocida británico. La continuación de su existencia solo produce peores pesadillas de austeridad genocida, enfermedades epidémicas y guerras perpetuas a diario. Es un sistema antihumano opuesto por complete al verdadero propósito del desarrollo de la humanidad y a la utilización de las capacidades creativas de la humanidad para dominar las leyes del universo y ejercer dominio sobre el universo físico mediante la ciencia y la tecnología.

En contraste con este dantesco sistema moribundo, está surgiendo un nuevo sistema planetario con centro en los países del BRICS. Frente al hecho de que el sistema del FMI y el Banco Mundial se rehúsan a retornar al propósito original del sistema de la posguerra de Bretton Woods de Roosevelt, estas naciones han tomado la iniciativa para crear la semilla de un nuevo sistema de Bretton Woods como el que ha promovido desde hace tiempo Lyndon LaRouche, para sustituir al sistema del FMI y del Banco Mundial que están financiera y moralmente en bancarrota (ver “LaRouche’s 40 Year Record, A New International Economic Order” en LaRouchePAC.com). Para este fin, en su reciente cumbre que se llevó a cabo en Fortaleza, Brasil, el grupo del BRICS creó un Nuevo Banco de Desarrollo, sobre el cual discutirán más ampliamente esta semana en Washington, DC.

Desde entonces, las naciones del BRICS han lanzado una ofensiva global no solo para desarrollar a sus naciones y pueblos, sino para ofrecer al resto del mundo la oportunidad de hacer realidad sus aspiraciones para el desarrollo. Otras naciones con verdaderos líderes comprometidos con sus pueblos y con la humanidad en general, como Argentina y Egipto, aunque formalmente no son miembros del BRICS se han unido a la pelea.

Mientras que la región del transatlántico y Japón han abandonado la ciencia y la tecnología y de este modo han abandonado el futuro para la humanidad, y en especial para los jóvenes que sufren de un desempleo crónico, las naciones del BRICS y sus dirigentes se han comprometido con una política de desarrollo. El primer ministro de India, Narendra Modi, hizo un llamado recientemente para crear un movimiento de masas en la tradición de Mahatma Gandhi y de Martin Luther King, Jr., esta vez comprometido con el desarrollo. Los indios no solo lograron poner un satélite en la órbita de Marte en su primer intento, sino que han lanzado un programa llamado INSPIRE para motivar a los jóvenes indios a participar en su programa espacial. Los chinos se han comprometido a un programa lunar orientado a explotar el helio-3 para utilizarlo como combustible para la energía de fusión. En sí, esto representa un compromiso a dominar las leyes del sistema solar, algo que Estados Unidos ha abandonado por completo desde el asesinato de Kennedy.

La característica de los BRICS en su conjunto no es geopolítica, como si lo son Estados Unidos, Europa y Japón bajo el dominio del imperio británico. Mientras que Occidente ha abandonado efectivamente el principio del Tratado de Westfalia —el actuar en provecho del otro—el principio que terminó con la Guerra de los Treinta Años en los 1600, el principio de los BRICS es fomentar la creatividad per se para los demás.

En tanto que el mundo enfrenta una expresión moderna de los cuatro jinetes del Apocalipsis –derrumbe financiero, enfermedades epidémicas, inanición y guerra perpetua que conduce a una extinción termonuclear—solo hay una salida. Occidente, encabezado por Estados Unidos, tiene que reconocer que ha perdido el rumbo y ha perdido el mandato del cielo. Debemos regresar a nuestra mejor tradición de Franklin D. Roosevelt, John F. Kennedy, Abraham Lincoln y nuestros Padres Fundadores. Una vez más debemos de llegar a ser un faro de esperanza y un tempo de la libertad para el mundo.

Nosotros en Estados Unidos debemos dejar de evadir la realidad y dejar de mentirnos a nosotros mismos, o si no, como el protagonista de una tragedia clásica, moriremos debido a nuestras propias delirios autodestructivos y nuestra cobardía. En última instancia, ¡la opción es tuya! ¡Elige la unión a los BRICS para una paz basada en el desarrollo!